La marca mundial líder en bean bags de diseño y sillones bean bags contemporáneos para el hogar & jardín.

Envío, Pago y Garantía.

+56 2 2666 5803

Wuf! Mi cama es un nube

¡Es genial ser un perro! mis humanos trabajan duro para entrenarme y ayudarme a estar cómodo desde que llegué a casa. Pasan tiempo jugando conmigo, llevándome a caminar y entregándome mucho amor. La mayoría de los humanos saben que a los perros nos gusta dormir, especialmente si hemos dado un largo paseo, hemos comido mucho o estamos cansados de jugar. ¡Es nuestra forma de recargar las pilas, reponer nuestro cuerpo y nuestra mente! Menos mal mis humanos eligieron para mí una cama que puedo disfrutar tranquilamente siendo un perro con mucha libertad.

Los perros podemos dormir hasta 12-14 horas al día, pero no todas a la vez. Duermo la mayor parte de mi tiempo cuando mis humanos duermen por la noche, pero también disfruto varias siestas a lo largo del día para recuperar energías. Además cuando no estamos durmiendo, nos encanta saltar y jugar. Correr desenfrenadamente por el patio, pasar por la tierra y volver a acostarnos en nuestra camita, es un lujo que sólo un perro comprendería. Afortunadamente mis humanos pueden lavar fácilmente la cubierta de mi Pet lounger así no importa cuantos huesos desentierre o qué tan sucio me acueste, mi cama siempre huele tan bien como la ropa que cuelga en el patio.


Podemos dar vueltas y vueltas antes de caer en la cama. Éste es un instinto que vino de nuestros antepasados ​​cuando solían dormir afuera y dar vueltas para aplastar la vegetación o las hojas para que crear un sitio cálido y cómodo para acostarse, ¡un poco como hacer un nido! Por ésto nuestra cama debe tener la amplitud necesaria para nuestro tamaño. Si no estás muy seguro del tamaño que más nos acomode, en Ambient lounge desarrollaron una tabla muy útil que podrá ayudarte a elegir la talla perfecta según nuestra raza.

También puedes preguntarte por qué a veces rascamos la cama antes de acostarnos. Cuando hacía mucho calor, nuestros antepasados ​​solían cavar un hoyo para poder tumbarse en el suelo más fresco. De manera similar, cuando hacía mucho frío, meterse en un agujero ayudó a nuestros antepasados ​​a retener el calor corporal para mantenerse calientes.

La cama Pet lounger está diseñada para que podamos dejar fluir nuestros instintos sin destruir nada. Es extra resistente, me permite incluso mordisquear de emoción y sin sufrir daños. Además me cubre a la perfección, así que me puedo acurrucar como más me gusta incluso durante esos sueños donde persigo la pelota que nunca logro alcanzar…


¿Nos viste alguna vez restregarnos en el pasto, arena o alfombras? Es que sentir diferentes texturas a través de nuestra piel es maravilloso. Me ayuda a entrar en un estado de relajación y liberar las tensiones de perseguir sombras y proteger a mis humanos todo el día. Por ésto mis humanos eligieron una Pet lounger para mi, la textura de su cubierta es tan suave que realmente me cuesta trabajo despegarme de ella, ¡Estaría todo el día acostado!.

¿Les cuento un secreto? he visto un par de veces a mis humanos acostados disfrutando de mi cama, como no hay Pet lounger para personas me gusta compartir la mía con ellos. Se lo merecen, trabajan duro para entregarme la comodidad que necesito de la mejor calidad. Amo a mis humanos ¡Amo a mi Pet Lounger!