La marca mundial líder en bean bags de diseño y sillones bean bags contemporáneos para el hogar & jardín.

Envío, Pago y Garantía.

+56 2 2666 5803

Tips para decorar tu casa con rosa

En los últimos años, el color rosa ha tomado cierta popularidad a la hora de decorar el hogar. Es cierto: muchas personas tienden a pensar que puede ser algo cursi o incluso infantil, pero ¡es momento de deshacerse de los prejuicios! El rosa transmite alegría, optimismo y buenas energías, por lo que es un color ideal para darle a tu hogar un toque único. Si todavía tienes dudas sobre cómo incluir el color rosa en tu casa, a continuación, te damos algunos consejos.

Elige el tono adecuado

¿Sabías que hay muchos tonos de rosa? De hecho, hay más de 50, siendo algunos de ellos el rosa pastel, el rosa suave, el color frambuesa y el fucsia. Si decidiste decorar tu casa con este color, una buena idea es consultar antes una paleta de colores para que puedas escoger el rosa que más te guste. No te limites: es posible elegir varias tonalidades de rosa y jugar con ellas en una habitación entera o incluso en tu casa completa.

Deja toques rosas en tu casa

No es necesario que tu casa sea completamente rosa, pues podría generar un efecto estético algo kitsch (a menos, claro, que sea ese el efecto que deseas conseguir). En cambio, puedes darle a tu hogar sutiles toques de color rosa con diferentes elementos. Algunos de los objetos en los que puedes utilizar el color rosa en casa son los marcos de las ventanas, algún almohadón, uno o varios cuadros, una alfombra o incluso las cortinas.

Combina el rosa con colores neutros

El rosa desprende una potente energía y, por ello, combinarlo con colores neutros es una gran idea para equilibrar la paleta de colores. Puedes escoger entre blanco, negro, gris e incluso otros colores como verde y celeste: todo dependerá de lo que quieres transmitir en cada espacio.

Rosa y negro

Dicen que el negro es uno de los colores más nobles, porque combina con absolutamente todos los demás. Y, por supuesto, el rosa no es una excepción. Si combinas rosa y negro, te asegurarás un efecto de profundidad ideal para interiores modernos. Pero ¡no te pases! El negro tiende a oscurecer demasiado los espacios, dando la impresión de que son más pequeños. Lo ideal es usarlo en su justa medida: por ejemplo, puedes incluir un sillón de color rosa con almohadones negros

Rosa y gris

El gris es un color apagado, neutro y suave, perfecto para transmitir elegancia, seriedad y tranquilidad. Si combinamos este color con el rosa, mantendremos ese efecto y le sumaremos uno nuevo: relax. Efectivamente, el gris y el rosa es una mezcla perfecta para decorar espacios destinados a descansar, como la sala de tu casa, la habitación o incluso algún rincón en el patio o en el jardín.

Rosa y verde

Una tercera combinación que va muy bien es la del rosa y el verde azulado. Un rosa y un verde más bien chillones, por ejemplo, darán el efecto de un espacio festivo y desenfadado, por lo que puede ser una gran opción de decoración si estás planeando una fiesta en casa. Por otro lado, si optas por un rosa y un verde más suaves, lograrás un ambiente fresco, relajado y neutral.

Conclusión

Tendemos a asociar el rosa con la feminidad o con la niñez; sin embargo, este es un color apto para todos los géneros y para todas las edades. Lo cierto es que es una gran idea utilizarlo para decorar los espacios de nuestro hogar porque, según la psicología del color, transmite tranquilidad, optimismo y alegría. Puede ser suave o más impactante; puedes hacer que predomine o dejar detalles: ¡tú eliges!