La marca mundial líder en bean bags de diseño y sillones bean bags contemporáneos para el hogar & jardín.

Envío, Pago y Garantía.

+56 2 2666 5803

¿Qué es hygge y cómo vivirlo en tu propia casa?

Probablemente, nunca has escuchado la palabra hygge. No te culpamos: es un concepto que recientemente fue popularizado por estas latitudes, a pesar de que su práctica tiene más de dos siglos de historia en los países nórdicos. En líneas generales, el hygge es el estado de bienestar y felicidad al que se llega con algo tan simple como pasar un momento especial en un rincón agradable de tu casa. A continuación, te contamos qué significa exactamente el hygge y cómo puedes experimentarlo tú también.

¿Qué es el hygge?

Hygge es una palabra de difícil traducción. Viene del danés y del noruego, y hace referencia al estado de ánimo positivo que genera el entorno íntimo y acogedor de una situación sencilla. Por ejemplo, estás viviendo un momento hygge cuando te reúnes con tus amigos en el living de tu casa a jugar un juego de mesa, pero también estás viviendo un momento hygge cuando estás en tu sillón favorito, mirando una película o simplemente leyendo un libro, mientras ves cómo la lluvia golpea los cristales de tu ventana.

En efecto, el clima también tiene mucho que ver con el hygge. A pesar de que es posible realizar esta práctica en cualquier momento del año (de hecho, seguramente lo hagas a menudo, aunque no conozcas el concepto), el hygge suele asociarse con el invierno y la tarde o la noche. De hecho, en Dinamarca es común celebrar un gran hygge por las noches durante el invierno, justo antes de la cena, para compartir un momento de felicidad junto a amigos y familiares.

¿Cómo tener un momento hygge?

1 - Encuentra el rincón perfecto

Por suerte, no es realmente importante si tienes una casa de dimensiones pequeñas. Los espacios de la filosofía hygge (conocidos como hyggerkrog) tienen que ser verdaderamente acogedores. Puedes instalar este espacio cerca de la ventana o del balcón, para que tengas una vista agradable mientras disfrutas de la simpleza de mirar una película, leer un buen libro o simplemente relajarte.

2 - Incluye los muebles ideales

Una vez que elijas el rincón donde instalarás tu espacio de hygge, es momento de decidir qué muebles incluirás. Te recomendamos un sillón lo suficientemente cómodo como para desconectarte al máximo de todas las obligaciones y responsabilidades, como los de la línea Butterfly Sofa. Los Avatar Lounger son otra excelente elección, ya que tienen espacio para apoyar los pies. No olvides incluir una manta y algunos cojines. Puedes decorar el espacio con todos los elementos que quieras, como cuadros y fotografías.

3 - Agrega la iluminación adecuada

¡Nunca subestimes la iluminación de un rincón hygge! Muchas casas de los países nórdicos tienen chimeneas que se encuentran encendidas durante gran parte del año para hacerle frente al frío de aquella zona. Por ello, la iluminación hygge suele ser la propia luz que brinda el fuego. Sin embargo, en las ciudades mucha gente vive en departamentos y no cuentan con una chimenea. ¿La solución? ¡Utiliza velas!

4 - Haz cosas hyggelig

Hemos dejado en claro que un buen momento hygge puede ser en solitario pero también puede ser en compañía. Si invitas a gente a tu casa para compartir un rato, puedes hacer actividades divertidas como jugar juegos de mesa o simplemente conversar. La comida también es importante: si es invierno, opta por ofrecer a tus invitados alimentos calientes e infusiones como café, té y chocolate.

Conclusión

La filosofía hygge consiste en comprender la vida de una forma diferente, disfrutando verdaderamente de los momentos más simples. Ahora que estás familiarizado con el término, es momento de ponerse manos a la obra e instalar este rincón especial en tu casa para comenzar a generar esos momentos de relax.