La marca mundial líder en bean bags de diseño y sillones bean bags contemporáneos para el hogar & jardín.

Envío, Pago y Garantía.

+56 2 2666 5803

Consejos para armar tu espacio de descanso ideal

Llegar a casa luego de un largo día y disfrutar de un sitio de máximo descanso y relajo para desconectarte de la rutina es posible. Sin importar el tamaño del espacio, puedes convertir un rincón abandonado de tu hogar en un paraíso desestresante para relajarte después de un día duro. Si buscas alejarte de los pensamientos del trabajo y olvidarte de tus obligaciones no puedes perderte estos tips que te ayudarán a transformar tu espacio y crear el descanso perfecto para ti.

A la hora de preparar un espacio de descanso la prioridad es la comodidad, pero con estos consejos podrás equilibrar confort, diseño y funcionalidad en tu pedacito de cielo.

Tonos claros

La esencia de un espacio de relajación comienza con los colores. Para generar tranquilidad y armonía se recomienda utilizar tonos claros como beige, blanco y tonos pastel. Si quieres darle un toque de frescura y energía puedes contrastar con detalles en color azul, amarillo o naranja. 

Bienvenida naturaleza

Que la naturaleza te rodee. Las plantas le darán un toque más natural a tu espacio, no solo se verán hermosas, sino también ayudarán a oxigenar el aire lo que aporta a un ambiente de desestres. Además, el cuidado de las plantas ayuda a conectarse con energías positivas y conseguir estados de relajación. Anímate y llena tu espacio de verde.

Comodidad armónica

Para conversar largo y tendido, leer un libro o simplemente relajarse. La comodidad de los muebles en tu espacio de descanso es otro aspecto fundamental. Debes asegurarte que tengan el confort, la estabilidad y el tamaño ideal para que puedas pasar las horas que quieras disfrutando de él. Añade complementos como cojines, reposapiés, mesas auxiliares y mantas con textiles suaves y líneas orgánicas para integrar con armonía y calidez.

Cuida la iluminación 

El diseño de la luz puede dirigir tu descanso. Envuélvete en luces cálidas, conseguirás un ambiente acogedor, íntimo y relajado. De día aprovecha la luz natural, el cuerpo la aprovecha de forma positiva y te ayudará a generar una sensación de serenidad. Por la noche utiliza lámparas de pie o focos dirigidos para una iluminación puntual, que son más prácticas a la hora de la lectura.


Agrega unas velas aromáticas y ya puedes comenzar a utilizar ese espacio para relajarte, recargar energía y disfrutar de la calidez del “hogar dulce hogar”.