La marca mundial líder en bean bags de diseño y sillones bean bags contemporáneos para el hogar & jardín.

Envío, Pago y Garantía.

+56 2 2666 5803

Cómo mantener a tu pastor alemán saludable y feliz

Existen muchas razas de perros, pero sin dudas el pastor alemán es uno de los favoritos. Gracias a su gran inteligencia y a su impecable destreza, este perro está considerado uno de los mejores para vivir en familia. Por supuesto, como cualquier canino, necesita ciertos cuidados para garantizar su bienestar físico y emocional. Si tienes un pastor alemán o estás pensando en adoptar uno, aquí te damos algunos consejos para mantenerlo saludable y feliz.

¡Edúcalo con cariño!

pastor aleman tipos

Nadie lo puede negar: el pastor alemán es un perro grande. De hecho, puede llegar a medir hasta 70 centímetros de alto y pesar entre 35 y 40 kilos. Sin embargo, esto no significa que sea un animal feroz o agresivo por naturaleza. Al contrario: con una buena educación, los pastores alemanes son perros muy cariñosos con su familia humana, demostrando lealtad y nobleza cada vez que tienen la oportunidad de hacerlo.

Sin embargo, debes tener en cuenta que los pastores alemanes podrían llegar a tener un comportamiento sobreprotector con su familia humana, fundamentalmente si ha tenido una educación basada en estímulos negativos. Estos perros son sumamente inteligentes, por lo que podrás educarlos sin ningún problema si utilizas estímulos positivos. Los premios que puedes darle a tu amigo peludo incluyen felicitaciones verbales, caricias, comida y juguetes.

Dale alimentación saludable

 Todos los perros necesitan una alimentación balanceada que los mantenga vitales y enérgicos. Sin embargo, el pastor alemán es un perro especialmente activo, por lo que tiene necesidades nutricionales y energéticas particulares (¡sobre todo, en su etapa de crecimiento!).

El alimento de los cachorros tiene que ser rico en nutrientes y en calorías, con el objetivo de favorecer su desarrollo. Una vez que crecen, es conveniente que reduzca la ingesta de proteínas. En cuanto a la cantidad de tomas de alimentos diarias, se recomienda que sean dos (y siempre a la misma hora): una al mediodía y otra por la noche. Sin embargo, cada perro puede tener sus propias particularidades, así que es una buena idea que lo lleves al médico veterinario con regularidad.

Llévalo a pasear

pastor aleman

Como hemos dicho, los pastores alemanes son perros súper enérgicos. Esto quiere decir que necesitan correr, jugar y socializar con otros perros. Es probable que tengas un jardín lo suficientemente grande en tu casa como para que el perro pase tardes divertidas; sin embargo, lo mejor es que lo saques fuera de tu casa para permitirle socializar con otros canes.

En la mayoría de las ciudades existen parques públicos lo suficientemente grandes como para que tu perro agote toda esa energía y, además, consiga compañeros de juego. Otra opción es llevarlo a la playa (¡procura que sea una playa con poca gente!).

Dale la mejor cama

Tras un día de juegos, tu perro necesitará una cama adecuada para descansar. Ten en cuenta que tu perro es un integrante más de la familia y, como tal, requiere de un espacio propio. ¡Se acabó lo de dormir en el sofá!

Para un pastor alemán, se debe optar por una cama lo suficientemente grande como para que pueda descansar sin problemas y también revolcarse. Para ello, una cama para perros de 90 centímetros de largo, 70 de profundidad y 25 de altura parece ideal.

“El perro es el mejor amigo del hombre”. ¿Cuántas veces escuchaste esa frase? Seguramente suena cliché, pero no es más que la pura verdad. Los pastores alemanes son perros confiables, fieles y tan inteligentes que solo parecerá que les falta hablar. Y, como cualquier perro, se merecen una educación cariñosa basada en estímulos positivos y un cuidado responsable. ¡Mantén a tu perro feliz y saludable!