La marca mundial líder en bean bags de diseño y sillones bean bags contemporáneos para el hogar & jardín.

Envío, Pago y Garantía.

+56 2 2666 5803

Cómo elegir una cama para un perro pequeño

Como cualquier miembro de la familia, el perro también necesita un espacio cómodo y seguro para dormir. Si tu mascota no tiene un sitio fijo para descansar, quizá sea el momento de comprar una cama para perros: un espacio que ofrece la calidad y la seguridad que necesita para reponer energías. Por supuesto, no todas las camas son iguales: todo va a depender de la raza y el tamaño de tu amigo de cuatro patas. A continuación, veremos algunas características que deberías tener en cuenta si estás buscando una cama para tu perro pequeño.

 

Asegúrate del tamaño de tu perro

Si vives en una casa pequeña o un apartamento, probablemente tengas un perro considerado “pequeño”, como un caniche, un bulldog francés o un chihuahua. Sin embargo, ¿sabes exactamente cuáles son las medidas de tu mascota?

Según los expertos en animales, para que un perro sea considerado de raza pequeña, debe medir menos de 33 centímetros. Una vez que sepas exactamente cuál es la medida de tu perro, podrás saber con mayor precisión qué cama es conveniente comprarle para garantizar su comodidad y seguridad. Aquí tienes una lista de las camas ideales según cada raza de perros.

Busca una cama amplia para tu mascota

Por supuesto, tu idea de un espacio “grande” va a diferir de la que puede tener tu perro, especialmente si este es muy pequeño, como un pug o un salchicha. Sin embargo, el hecho de que tu perro sea pequeño no significa que deba tener una cama incómoda: un perro pequeño también necesita espacio para estirar sus patas y revolcarse. Por ello, lo ideal es que la cama para tu perro tenga unos 50 centímetros de ancho y otros 50 centímetros de profundidad.

Ten en cuenta la calidad

Los perros pequeños son muy bonitos, pero a veces son demasiado inquietos y tienden a morder todo lo que encuentran. Ya sea para jugar o para liberar el estrés, cuando deciden masticar todos los muebles de tu casa no tendrán contemplaciones ni siquiera con su propia cama. Es por ello que esta debe estar hecha con un material que sea lo suficientemente resistente a los mordiscos, como el nylon suave e impermeable que ofrece las camas de PetLounge.

Los perros pueden ensuciar sus camas con mucha facilidad (¡sobre todo si se pasaron el día entero revolcándose en el barro!). Por ello, la cama que elijas para tu perro debe poder limpiarse fácilmente. Una opción es conseguir una cama cuya cubierta sea removible y la puedas limpiar en la lavadora durante el día, dejándola lista para que tu perro la disfrute por la noche.

Su comodidad es lo más importante

Mientras que los gatos pueden caer con elegancia y destreza desde cualquier lugar en las alturas, los perros no corren la misma suerte. Un diminuto chihuahua de 20 centímetros podría hacerse daño si se aproxima demasiado al borde de una superficie y cae, por lo que es importante que la cama de tu mascota tenga la altura adecuada. Lo ideal es que no supere los 15 centímetros desde el nivel del suelo, y así podrás asegurarte de que, si cae a mitad de la noche, tu perrito solo tendrá un sobresalto.

La mejor forma de que tu perrito tenga una noche apacible es que duerma en una superficie que se amolde suavemente a su cuerpo. Esto es precisamente lo que ofrecen las camas de PetLounge: superficies gruesas de piel con un sistema avanzado de ventilación y transpirabilidad para garantizar, además de la comodidad, la higiene del animal.